viernes, 29 de julio de 2016

Papa Francisco en hospital de niños: Quien hace obras de misericordia no teme a la muerte

CRACOVIA, 29 Jul. 16 / 10:27 am (ACI).- El Papa Francisco visitó esta tarde en Cracovia el Hospital Pediátrico Prokocim y en sus palabras a los presentes afirmó que quien hace obras de misericordia “no tiene miedo a la muerte”.
El Santo Padre llegó al lugar a las 4:27 p.m. (hora local) acompañado de su séquito, del Cardenal Dziwisz y de la Primera Ministra de Polonia, Beata Szydlo.
En sus breves palabras de bienvenida, Szydlo dijo al Pontífice que el hospital “es un lugar realmente especial, donde las palabras fe, esperanza y amor tienen un gran significado. Estas palabras acompañan a este personal las 24 horas con estos pacientes en condiciones difíciles”.
El Papa, continuó, porta consigo estas palabras, las presenta con “simplicidad y nos recuerda la sabiduría del corazón” ante los que padecen enfermedad.
La Primera Ministra resaltó luego que “la misericordia no es otra cosa que enseñar el amor al prójimo. Gracias por sus sabias palabras y su simplicidad al enseñarlas y gracias por enseñar a amar al prójimo”.
A continuación el Papa se dirigió a los niños enfermos, sus familiares, los médicos, enfermeras y personal administrativo presente, y les dijo que le gustaría poder acompañar uno a uno a los pequeños “y juntos guardar silencio ante las preguntas para las que no existen respuestas inmediatas. Y rezar”.
El Papa Francisco se refirió a la especial dedicación del Señor Jesús con los enfermos y reiteró su denuncia de la “cultura del descarte” cuyas principales víctimas en el mundo de hoy “son precisamente las personas más débiles, más frágiles; esto es una crueldad. Sin embargo es hermoso ver que, en este hospital, los más pequeños y necesitados son acogidos y cuidados”.
“Gracias por este signo de amor que nos ofrecen. Esto es el signo de la verdadera civilización, humana y cristiana: poner en el centro de la atención social y política las personas más desfavorecidas”.
El Santo Padre alentó a multiplicar las obras de la cultura de la acogida para combatir la del descarte, y resaltó que “servir con amor y ternura a las personas que necesitan ayuda nos hace crecer a todos en humanidad; y nos abre el camino a la vida eterna”.
“Quien practica las obras de misericordia, no tiene miedo de la muerte”, subrayó.
Francisco exhortó a quienes sirven a los enfermos a proseguir en su labor en “este como en cualquier otro hospital del mundo. No quisiera olvidar aquí el trabajo de las religiosas, muchas religiosas que dan la vida en los hospitales”.
“Y los recompense dándoles paz interior y un corazón siempre capaz de ternura”, agregó.
El Papa renovó su pedido de que recen por él, le presentaron dos cuadros y después saludó uno a uno a los niños enfermos, los bendijo y les obsequió rosarios.

Una de las niñas presentes le regaló un corazón rosado que hizo especialmente para él. Antes de retirarse el Santo Padre rezó con todos un Ave María.

El Papa envía video mensaje a jóvenes cubanos: Sueñen que su país puede ser mejor

LA HABANA, 29 Jul. 16 / 06:47 am (ACI).- El Papa Francisco envió un video mensaje a los jóvenes que estos días participan en La Habana (Cuba) en unas jornadas organizadas hasta el 31 de julio en comunión con la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) Cracovia 2016, para alentarlos a abrirse a cosas grandes y soñar que con ellos su país puede ser cada día mejor.
“Jóvenes cubanos: ¡Ábranse a cosas grandes! No tengan miedo, no sean tiquismiquis ¡Sueñen que el mundo con ustedes puede ser distinto! ¡Sueñen que Cuba con ustedes puede ser distinta y cada día mejor! ¡No se rindan! En este empeño, es importante, es preciso abrir el corazón y la mente a la esperanza que da Jesús”, expresó el Pontífice a los 1.400 jóvenes reunidos en la capital cubana.
En el video que se proyectó ayer en la noche, el Santo Padre aseguró su cercanía a los jóvenes y los invitó a hacer de sus jornadas “una especial ocasión para el fomento de la cultura del encuentro, la cultura del respeto, la cultura de la compresión y del perdón recíproco. Eso es ‘armar lío’; eso es soñar. Y los jóvenes tienen que ‘armar lío’”.
Para ello les aconsejó hacer vivo el Evangelio en sus propias vidas. Déjense transformar por las palabras del Evangelio “que ‘son espíritu y vida’; esas palabras que son concretas, concretas como la vida, porque ya a la edad de ustedes se habrán dado cuenta que la vida es concreta, no son sueños, la vida es concreta, o la tomás como viene, concreta, o fracasás”.
Asimismo, los invitó a que en el Vía Crucis recuerden que no se puede amar a Dios sin amar a los hermanos. “La Cruz es un amor concreto para una vida concreta”, afirmó.
“Cuando atraviesen la Puerta Santa, déjense contagiar por este amor – si me escucha un médico me va a retar – enférmense, enférmense de amor, así aprenderán a mirar siempre a los demás con misericordia, con cercanía, con ternura, sobre todo a quien sufre y a quienes tienen necesidad de ayuda”, añadió.
Luego, cuando estén “ante Jesús Sacramentado: acompáñenlo, porque en Él, y solo en Él van a encontrar la fuerza para seguir el proyecto de felicidad más hermoso y constructivo de nuestras vidas; porque, ¿saben?, el amor es constructivo, el amor no destruye ni al enemigo, el amor siempre construye”.
“Y, cuando sean enviados por los obispos como Testigos de la Misericordia, recuerden que el deseo más hermoso del Maestro es que no le tengan miedo a nada. Chicos y chicas, no le tengan miedo a nada, sean libres de las ataduras de este mundo y anuncien a todos (…) que Jesús es capaz de darles nueva vida, de resucitarlos”, señaló.
En ese sentido, les recordó las palabras del Venerable Padre Félix Varela: “ustedes ‘son la dulce esperanza de la patria’”. “Para ser portadores de la esperanza, será necesario que no pierdan esa capacidad de soñar. Recuerden que en la objetividad de la vida tiene que entrar esa capacidad soñadora, y que quien no tiene la capacidad de soñar está clausurado en sí mismo”.
Francisco también les pidió recordar que “la esperanza sabe sufrir para llevar a cabo un proyecto, pero tampoco olviden que ella da vida, es fecunda. Y con esa esperanza no serán estériles, sino que darán vida a los demás, harán patria, harán Iglesia, harán cosas grandes”.
Además les recordó que llamado a “construir ‘la amistad social’, aunque se piense diferente. No es necesario que todos piensen igual, no, no, todos tienen que unirse en la ‘amistad social’”, porque hay un objetivo común: “ese deseo de soñar y ese amor a la patria”.
Asimismo, alentó a construir puentes “con la palabra, con el deseo, con el corazón”. “Muchachos y muchachas, reunidos en La Habana, pero con el corazón puesto en Cracovia: ¡no se desencuentren! ¡Vayan juntos! Tiendan puentes, siempre con la mano tendida”, exhortó.
Finalmente, el Pontífice se refirió a la Virgen de la Caridad, Patrona de Cuba. “Ella desde hace más de 400 años acompaña la fe, la esperanza y el encuentro entre todos los cubanos. Pongo a sus pies, todo lo hermoso que su Hijo les regalará en estos días. Y recuerden las palabras de Ella en Caná: ‘Hagan lo que él les diga’.
“Les aseguro mi cercanía y mi oración por ustedes y por todo el amado pueblo cubano, a la vez que, con particular afecto, los bendigo. Y como siempre les pido: recen por mí. Un abrazo y un puente”, culminó.


jueves, 28 de julio de 2016

Jóvenes de Francia recuerdan en Misa y concierto de la JMJ a sacerdote asesinado por ISIS

Cracovia, 28 Jul. 16 / 08:57 am (ACI).- La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia comenzó el pasado martes 26 con la dramática noticia del asesinato de un sacerdote francés a manos de dos yihadistas del ISIS. Desde entonces, el P. Jacques Hamel se ha convertido en un auténtico héroe, e incluso el Papa Francisco se ha referido a él.
Los más de 35.000 jóvenes franceses que participan estos días en la JMJ no quieren olvidarlo y por eso han organizado diferentes actividades y celebraciones en su memoria.
En la mañana del miércoles 27, cientos de estos jóvenes se reunieron en la iglesia de San Florián (en el centro de la ciudad), donde San Juan Pablo II trabajó durante dos años de su vida. Allí celebraron una Misa en recuerdo al sacerdote asesinado que contó con la presencia de varios obispos.
Otro de los grandes recuerdos al P. Hamel tuvo lugar el mismo día por la noche, a orillas del río Vístula, en un concierto del grupo de rock cristiano “Glorious”.
Con el castillo de Wawel de fondo, la llamada “playa de Cracovia” instalada en el río tiene un gran escenario con iluminación donde estos días se celebran algunos espectáculos.
Allí, pocas horas después de la llegada de Francisco al país, los jóvenes franceses se congregaron también para meditar y orar por el sacerdote que dio su vida en la la iglesia de Saint Etienne du Rouvray, en Normandía (Francia).
Uno de los integrantes del grupo musical, el cantante Thomas Pouzin, invitó a los sacerdotes y obispos que acudieron a presentarse. “Miren todos a su alrededor a los sacerdotes que dan su vida por todos nosotros”, pidió a los jóvenes el artista. "¡Gracias Señor por estos sacerdotes!”, añadió.
Otro de los que tomó la palabra fue el Obispo de la Diócesis de Pontoise, Mons. Stanislas Lalanne, quien agradeció a los jóvenes por ese “hermoso momento”. “Esta es la respuesta que se espera quienes son hermanos: la alegría de creer, de ser amado porque es la mejor respuesta que podemos dar ante estos dramas”, aseguró.
“Los jóvenes cristianos están llamados a ser testigos de la vida ordinaria, independientemente de nuestras heridas y de nuestras vulnerabilidades”, dijo el Obispo a los jóvenes presentes.

Aparatosa caída en Czestochowa no detuvo al Papa Francisco

CRACOVIA, 28 Jul. 16 / 05:59 am (ACI).- Este jueves, durante la Misa que celebró en los exteriores del Santuario de la Virgen de Czestochowa, el Papa Francisco sufrió una aparatosa caída. Gracias a la rápida reacción de sus asistentes y su impresionante fortaleza, el episodio no pasó de un susto.
El hecho ocurrió al inicio de la Misa, cuando Francisco se dirigía a la imagen de la Virgen María con el incensario en el altar. Sin embargo, un paso en falso le hizo perder el equilibrio y caer al piso.
Inmediatamente, fue ayudado por algunos miembros de su seguridad y del clero local, quienes le acomodaron un poco la vestimenta litúrgica. Al cabo de pocos segundos, el Pontífice siguió con la celebración y fue a rendir honores a la Patrona de Polonia.
En la celebración eucarística, el Papa conmemoró los 1050 años de la conversión de Polonia al cristianismo, fecha recordada como el “Bautismo de Polonia”.

Cientos de miles de personas llenaron las zonas aledañas al templo desde la madrugada para asistir a la Misa. Francisco es el tercer Pontífice que visita este santuario siguiendo los pasos de San Juan Pablo II y Benedicto XVI.

martes, 26 de julio de 2016

San Juan Pablo II y Sor Faustina: Apóstoles de la Misericordia y patronos de la JMJ


CRACOVIA, 26 Jul. 16 / 04:02 pm (ACI).- San Juan Pablo II y Santa Faustina Kowalska son apóstoles de la Divina Misericordia y los patronos de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se lleva a cabo en Cracovia, Polonia, hasta el 31 de julio.
“Cracovia es la capital de la Misericordia. A partir de aquí surgirá una ‘chispa’ de la misericordia divina, así como escribió una vez la hermana Faustina (…) El Señor quiere mostrarnos algo: que este es el camino hacia el futuro, el camino de la Iglesia, el camino para las sociedades”, expresó en diálogo con EWTN el Arzobispo de Cracovia en Polonia y secretario personal de San Juan Pablo II por más de 40 años, Cardenal Stanislaw Dziwisz.
En 1938, cuando el joven de 18 años, Karol Wojtyla (después Juan Pablo II), llegó a Cracovia para estudiar en la Universidad Jagiellonica, Sor Faustina ya tenía 33 años y vivía en un convento de la ciudad. La Santa falleció el 5 de octubre de aquel año, justo cuando el que sería Papa 40 años después empezaba el primer curso de filología polaca.
Aunque nunca se conocieron, la providencia unió sus caminos: San Juan Pablo II canonizó a Sor Faustina en el año 2000 y estableció el segundo domingo de Pascua como el “Domingo de la Misericordia Divina” para toda la Iglesia.
Hoy el camino de ambos vuelve a unirse nuevamente en la JMJ Cracovia 2016, encuentro mundial de jóvenes que fue convocado por primera vez en 1984 por el mismo San Juan Pablo II.
“Santa Faustina era una monja extraordinaria, no tuvo educación, sin embargo Cristo la llamó y le confió la misión de llevar el mensaje de la Divina Misericordia a todo el mundo. Es útil recordar sus palabras: ‘La humanidad no encontrará ni paz ni tranquilidad hasta que no se vuelva con confianza a Mi Divina Misericordia’ (…) Tal vez algún día la devoción a la misericordia divina se vuelva realidad, para que así podamos vivir en paz, tanto en Europa como en el mundo”, dijo el Cardenal Dziwisz.
Como explicó el Arzobispo, a Santa Faustina (1905-1938) Dios le reveló el misterio de su Misericordia, cuando ella vivía en un convento de Varsovia.
La religiosa consiguió un alto grado de unión con Dios y luchó por vencerse a sí misma y alcanzar la santidad. El Señor le concedió revelaciones, visiones del cielo, el purgatorio y el infierno; el don de la profecía, la gracia de leer las almas y los estigmas ocultos.
5 de octubre: Santa Faustina Kowalska, servidora del Señor de la Divina Misericordia
“Seguido a ella, Dios nos regaló a un segundo apóstol de la Misericordia para concretar el mensaje. Ese segundo apóstol es San Juan Pablo II. La idea de la misericordia divina ha estado siempre presente de alguna manera en su magisterio, documentos, homilías y discursos –podemos notarlo en la actualidad–. Incluso hoy en día, podemos y debemos pensar en este Papa como un Papa de la Divina Misericordia, del mismo modo que lo hacemos con Santa Faustina”, dijo el Arzobispo de Cracovia a EWTN.
Tras la muerte de Juan Pablo I, el 16 de octubre de 1978, por primera vez en 456 años, se eligió al primer Papa no italiano: el polaco Juan Pablo II (1920-2005).
San Juan Pablo II: El gran devoto de la Divina Misericordia
En su primera aparición, el día de la inauguración del pontificado, invocó fervorosamente a los jóvenes: “¡Vosotros sois el futuro del mundo! ¡Vosotros sois la esperanza de la Iglesia! ¡Vosotros sois mi esperanza!”.
Uno de sus gestos más recordados fue el perdón al turco Alí Agca que le disparó en la Plaza de San Pedro e incluso lo visitó en la cárcel.
“Él no actuó cuando fue Papa... Era un pastor auténtico... El pueblo entendió eso de él. Lo reconocieron como un pastor que estaba dedicada a su rebaño... No era un asalariado, sino un verdadero pastor”, recordó el Cardenal Dziwisz.
Después de beatificar en 1993 y canonizar en el año 2000 a Santa Faustina, y establecer el “Domingo de la Misericordia Divina” para toda la Iglesia, San Juan Pablo II viajó a Cracovia en el 2002 y consagró al mundo a la Divina Misericordia.

El Papa Juan Pablo II fue beatificado por el Papa Benedicto XVI y declarado santo junto al Papa Juan XXIII, por el Papa Francisco el 27 de abril de 2014, también Fiesta de la Misericordia.

TEXTO COMPLETO: Homilía de la Misa inaugural de la JMJ Cracovia 2016

CRACOVIA, 26 Jul. 16 / 11:33 am (ACI).- Ante cientos de miles de jóvenes, el Cardenal Stanislaw Dziwisz, Arzobispo de Cracovia, presidió la Misa inaugural de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2016 que se realiza en esta ciudad polaca, en la que invitó a los peregrinos a llevar la Buena Nueva al mundo entero.

A continuación el texto completo de la homilía:
¡Queridos amigos!
1. Al escuchar el diálogo entre Jesús resucitado y Simón Pedro en el banco del Mar de Galilea, las tres preguntas que allí se formulan sobre el amor y las respuestas a ellas, recordamos la historia de vida del pescador de Galilea que precede la escena descripta y el descubrimiento que se produce en esa conversación. Sabemos que un día él dejó todo: su familia, su barco, sus redes... y siguió al Maestro de Nazaret, un Maestro con un estilo bastante diferente. Se volvió Su discípulo. Aprendió Su forma de ver las cosas de Dios y de la gente, a través Su pasión y Su muerte, atravesó un momento de infidelidad y de debilidad personal  Más tarde, tuvo la oportunidad de vivir un momento de estupor y alegría al saber a Jesús Resucitado y al presenciar Su aparición a los discípulos más cercanos antes de ascender al Cielo.
También sabemos cómo continuó la conversación, o en realidad debería decir la prueba de amor de la que nos habla el Evangelio de hoy; Simón Pedro, fortalecido por el Espíritu Santo, se convirtió en un valiente testigo de Jesucristo. Se convirtió en la sólida roca sobre la que se fundó la Iglesia que estaba naciendo. En Roma, en la capital del Imperio Romano, Pedro pagó un alto precio por eso: fue crucificado como su Maestro. La sangre de Pedro, derramada en nombre de Jesús, fue el comienzo de la fe y del crecimiento de la Iglesia, que más tarde se extendió por todo el mundo.
Hoy Cristo nos habla a nosotros, en Cracovia, en los bancos del río Vístula, que recorre toda Polonia, desde las montañas hasta el mar. La experiencia de Pedro puede llegar a ser la nuestra e inspirarnos a reflexionar.
Planteémonos tres preguntas y busquemos las respuestas. En primer lugar, ¿de dónde venimos? En segundo lugar, ¿dónde estamos hoy, en este momento de nuestra vida? Y, por último, ¿dónde vamos a ir y qué vamos a llevar con nosotros?

2. ¿De dónde venimos? Venimos de “todas las naciones del mundo” (Hch 2,5), como aquellos que llegaron en gran número a Jerusalén el Día de Pentecostés, pero aquí somos incomparablemente muchos más que hace dos mil años, porque llevamos siglos de prédica del Evangelio; desde entonces, ha llegado hasta los confines del mundo. Traemos la experiencia de culturas, tradiciones y lenguas diferentes. También traemos el testimonio de la fe y de la santidad de las generaciones pasadas, así como de las generaciones presentes de nuestros hermanos y hermanas que siguen al Señor Resucitado.
Venimos de tantas partes del mundo donde la gente vive en paz, donde las familias constituyen comunidades de amor y de vida y donde la juventud puede hacer realidad sus sueños. También hay entre nosotros tantos jóvenes cuyos países sufren guerras y todo tipo de conflictos, donde los niños mueren de hambre y donde los cristianos son brutalmente perseguidos. Entre nosotros hay peregrinos de lugares del mundo regidos por la violencia o el terrorismo, donde los gobiernos, regidos por ideologías insanas, usurpan el control de los hombres y de las naciones.
A este encuentro con Cristo traemos nuestra experiencia personal de vivir de acuerdo con el Evangelio en este difícil mundo. Traemos nuestros temores, nuestras decepciones y también nuestras esperanzas y anhelos, nuestro deseo de vivir en un mundo más humano, en el que reine la fraternidad y la solidaridad. Reconocemos nuestras debilidades pero, al mismo tiempo, creemos que “podemos todo en Aquel que nos conforta” (Flp 4,13). Podemos hacer frente a los desafíos del mundo moderno donde el hombre elige entre la fe y la incredulidad, el bien y el mal, entre el amor y aquello que rechaza al amor.

3. ¿Dónde estamos ahora, en este momento de nuestras vidas? Hemos venido de muy lejos. Muchos de nosotros hemos viajado miles de kilómetros y hemos invertido mucho en este viaje, para estar aquí. Estamos en Cracovia, antigua capital de Polonia. Nuestro país, el cual ha recibido la luz de la fe hace mil cincuenta años atrás, ha tenido una historia muy difícil; aun así, siempre intentó mantenerse fiel a Dios y al Evangelio.
Estamos aquí porque hemos sido reunidos por Cristo. Él es la luz del mundo. Nunca caminará entre tinieblas aquel que me siga (Jn 8,12). Él es camino, la verdad y la vida (Jn, 14,6). Él tiene palabra de Vida Eterna, ¿a quién iremos? (Jn 6,68). Solo Él, Jesucristo, puede satisfacer los anhelos más profundos del corazón humano. Él es el que nos ha traído hasta aquí. Él está presente en medio de nosotros. Él nos acompaña como a los discípulos de Emaús. En estos días encomendémosle nuestros problemas, nuestros miedos y nuestras esperanzas. En estos días Él nos va a preguntar sobre el amor, como hizo una vez con Simón Pedro. No evitemos las respuestas a esas preguntas.
El encuentro con Jesús es, al mismo tiempo, la experiencia de lo que la gran comunidad de la Iglesia debe ser: la comunidad que va más allá de los límites establecidos por los hombres para dividir. Somos todos hijos de Dios, redimidos por la sangre de Su Hijo, Jesucristo. La experiencia de experimentar la Iglesia del mundo es el gran fruto de la Jornada Mundial de la Juventud. Depende de nosotros, de nuestra fe y de nuestra santidad. Es nuestra tarea asegurarnos de que el Evangelio llegue a aquellos que no han escuchado hablar de Jesús todavía o que no sepan mucho sobre Él.

Mañana, el Pedro de nuestro tiempo, el Santo Padre Francisco, estará entre nosotros. Pasado mañana vamos a saludarlo en este mismo lugar. En los siguientes días vamos a escuchar sus palabras y orar con él. La presencia del Papa en la Jornada Mundial de la Juventud es otro hermoso rasgo característico de esta celebración de la fe.

4. Y, finalmente, la tercera y última pregunta: ¿dónde vamos a ir y qué vamos a llevar con nosotros? Nuestro encuentro va a durar solo unos días. Va a ser una experiencia espiritual muy intensa, y al mismo tiempo, en cierto punto, exigente físicamente. Luego, volveremos a nuestras casas, familias, escuelas, universidades y trabajos. Quizás, durante estos días, tomemos importantes decisiones. Quizás nos propongamos nuevas metas en nuestras vidas. Quizás escuchemos claramente la voz de Jesús que nos dice que dejemos todo y Lo sigamos.
¿Con qué vamos a llegar a casa? Mejor no anticipar la respuesta a esta pregunta. Durante estos días compartamos nuestros tesoros más preciosos con todos. Compartamos nuestra fe, nuestra experiencia, nuestra esperanza. Mis queridos jóvenes amigos, que estos días sean la oportunidad de modelar sus corazones y sus mentes. Escuchen atentamente las catequesis de los obispos. Escuchen la voz del Papa Francisco. Participen de la liturgia con todo el corazón. Aprovechen el amor misericordioso del Señor que se derrama en el sacramento de la reconciliación. Descubran los templos de Cracovia, la riqueza de su cultura, la hospitalidad de sus habitantes y de otras ciudades de la zona donde vamos a descansar luego de estos ajetreados días.
Cracovia vive a través del misterio de la Divina Misericordia, gracias a la humildad de la hermana Faustina y de Juan Pablo II que hicieron que la Iglesia y el mundo fueran más conscientes  este don de Dios. Al volver a nuestros países, hogares y comunidades, llevemos la llama de la misericordia y recordémosle a todo el mundo que son “bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia” (Mt. 5,7). Lleven la llama de la misericordia y con ella enciendan otras llamas, que los corazones de los hombres latan al ritmo del Corazón de Jesús, “un horno ardiente de amor”. Que la llama del amor inunde nuestro mundo y haga desaparecer el egoísmo, la violencia y la injusticia. Que nuestro mundo sea conquistado por la civilización del bien, de la reconciliación, de la paz y del amor.
El profeta Isaías nos dice hoy: “¡Qué hermosos son sobre las montañas los pies de los mensajeros de la paz, de los que anuncia la Buena Noticia!” (Is. 52,7). Juan Pablo II fue este tipo de mensajero; él fue el iniciador de la Jornada Mundial de la Juventud, amigo de los jóvenes y de las familias. Sean esta clase de mensajeros también. Lleven la Buena Noticia de Jesús al mundo. Den testimonio de que vale la pena confiar en Él y que debemos encomendarle nuestra vida. Abran sus corazones a Cristo. Prediquen con convicción como San Pablo “ni la muerte ni la vida... ni nada en toda la creación podrá separarnos del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor.” (Rm. 8, 38-39)

¡Amén!

Sigue la JMJ Cracovia 2016 desde donde estés: Todos los horarios aquí

REDACCIÓN CENTRAL, 26 Jul. 16 / 10:52 am (ACI).- La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Cracovia en Polonia se inicia hoy y EWTN transmitirá en vivo y en directo los eventos más importantes de este gran encuentro mundial con el Papa Francisco en la tierra de San Juan Pablo II.

A continuación los horarios para Ciudad de México, Bogotá y Lima.

Si estás en Miami o Santiago de Chile añade 1 hora. En Buenos Aires, 2 horas.

En Guatemala, San José y Tegucigalpa resta 1 hora. En Madrid, añade 7 horas.

La señal de EWTN también podrá seguir en vivo y en directo desde la web de ACI Prensa https://www.aciprensa.com/jmj2016/

Martes 26 de julio
10:00 a.m. a 12:30 Misa de Apertura de la JMJ

Miércoles 27 de julio
8:30 a.m. Ceremonia de bienvenida para el Papa Francisco
10:00 a.m. Encuentro del Papa con las autoridades y el cuerpo diplomático
10:40 a.m. Encuentro del Papa con el Presidente de Polonia
11:30 a.m. Encuentro del Papa con los obispos polacos

Jueves 28 de julio
2:30 a.m. Llegada del Papa al Monasterio de Jasna Gora
3:30 a.m. Misa presidida por el Papa en el Santuario de Czestochowa
10:00 a.m. Bienvenida al Papa por parte de los jóvenes

Viernes 29 de julio
2:00 a.m. Visita del Papa a Auschwitz
3:30 a.m. Visita al campo de Birkenau
9:00 a.m. Visita del Papa al Hospital Pediátrico
10:30 a.m. Vía Crucis con los jóvenes

Sábado 30 de julio
1:00 a.m. Visita al Santuario de la Divina Misericordia
3:15 a.m. Misa con sacerdotes, religiosos y seminaristas
12:00 Vigilia de oración

Domingo 31 de julio
2:00 a.m. Misa de clausura de la JMJ
10:00 a.m. Encuentro del Papa con voluntarios y comité organizador

11:00 a.m. Ceremonia de despedida

San Joaquín y Santa Ana, Los padres de la Virgen María, 26 de julio

Martirologio Romano: Memoria de san Joaquín y santa Ana, padres de la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, cuyos nombres se conservaron gracias a la tradición de los cristianos.

lunes, 25 de julio de 2016

Papa Francisco almorzó con jesuitas de Roma por la próxima fiesta de San Ignacio


ROMA, 25 Jul. 16 / 03:07 pm (ACI).- El domingo 24 de julio el Papa Francisco almorzó con la comunidad de los sacerdotes jesuitas de la Casa Generalicia de la Compañía de Jesús (Jesuitas) de Roma, en ocasión de la próxima fiesta de San Ignacio de Loyola que se celebra el 31 de julio.
El Santo Padre no estará en Roma ese día porque viajará a Polonia del 27 al 31 de julio en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebra en la ciudad de Cracovia.
El almuerzo del domingo 24 ha sido la cuarta ocasión en la que el Papa visita la Curia General de los jesuitas de Roma.
El Secretario General de la Compañía de Jesús, el sacerdote español P. Ignacio Echarte, dijo a Radio Vaticana que “de las cuatro veces que el Pontífice jesuita estuvo (…) en la Curia de la Compañía, tres estuvo con la comunidad almorzando y casualmente el domingo 24 estuvo con nosotros”.
Fue “un encuentro fraterno entre hermanos, entre compañeros, se le veía distendido. Se le vio contento de venir y disfrutamos muchísimo con su presencia entre nosotros”, explicó el sacerdote.
El Santo Padre partirá a Polonia el miércoles 27 de julio por la tarde donde presidirá una serie de eventos por la JMJ y donde rezará en silencio en Auschwitz.

No se descarta que visite alguna comunidad jesuita polaca, como ya ha hecho en México, Ecuador y Corea del Sur durante sus viajes apostólicos

Ya llegó a Cracovia el papamóvil que usará Francisco en JMJ 2016


CRACOVIA, 25 Jul. 16 / 01:57 pm (ACI).- El papamóvil que el Papa Francisco usará en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ 2016), llegó el domingo 24 de julio a Cracovia (Polonia), un vehículo pequeño y de color blanco diseñado para que –a pedido del Pontífice–, pueda tener contacto con los jóvenes peregrinos.
El anuncio fue a dado a conocer en el sitio web oficial de la JMJ 2016. Se destacó que el vehículo fue “diseñado especialmente” para que los peregrinos puedan ver al Santo Padre durante sus recorridos.
En ese sentido, recordó que “aunque en el pasado los papamóviles fueron construidos para brindar una máxima seguridad, uno de los primeros pedidos del Papa fue que fuese diseñado de manera que pueda estar cercano a la multitud”.
“El deseo del Papa Francisco de estar cerca de la gente, incluso a costa de su seguridad, muestra su valiente dedicación de amor a todo el Cuerpo de Cristo”, destacaron los organizadores en el sitio web.
Controles de seguridad
Por su parte, los responsables de la seguridad indicaron que la policía polaca efectuará “inspecciones aleatorias a las personas y al equipaje en los lugares donde se llevarán a cabo los actos centrales y en donde habrá una gran cantidad de gente, como lo son las estaciones de trenes y buses, las vías principales y las rutas de transporte”.
“Estos controles se efectuarán utilizando aparatos portátiles de rayos X, detectores de metales y perros entrenados para detectar explosivos”, se explicó.
Además, junto a efectivos vestidos de civil, los policías observarán “el comportamiento de la gente” y elegirán quién debe ser inspeccionado. En ese sentido, pidieron la colaboración de los jóvenes para que informen “si hay equipaje abandonado o si el comportamiento de alguien es inusual”.
“De acuerdo con las regulaciones legales, la policía tiene el derecho a pedir los documentos de identidad de las personas para identificarlas, inspeccionar individuos e instalaciones y revisar el equipaje usando aparatos específicos, por ejemplo, para detectar de explosivos”, señalaron.
Este lunes la policía de Polonia detuvo a un ciudadano extranjero de 48 años –presumiblemente de nacionalidad iraquí–, acusado de poseer explosivos durante uno de los estrechos controles que se hacen cada día para garantizar la seguridad.
Según las autoridades, se tiene sospechas de que el detenido tenía intención de preparar un atentado durante la JMJ.
En ese sentido, se afirmó que no hay que temer, puesto que la ciudad se ha blindado para recibir al Papa Francisco y a los cientos de miles de peregrinos que le acompañarán hasta el próximo domingo 31.

En toda Polonia hay desplegados 20.000 policías.

San Juan Pablo II estará especialmente presente en JMJ Cracovia 2016, dice Obispo


MADRID, 24 Jul. 16 / 06:02 pm (ACI).- El Obispo de Córdoba (España), Mons. Demetrio Fernández, explica en su carta semanal que las Jornadas Mundiales de la Juventud, como la que se celebra del 26 al 31 de julio en Cracovia (Polonia), son “un encuentro de miles de jóvenes católicos, procedentes de todo el mundo, para celebrar la fe en Jesucristo y el compromiso de construir un mundo nuevo”.
“La experiencia de anteriores Jornadas como esta es una experiencia gozosa y festiva, juvenil y fresca, cargada de esperanza de futuro”, explica el Obispo.
El Prelado también indica que en un mundo convulso como el nuestro “estas Jornadas vienen a decirnos que hay muchísimo jóvenes dispuestos a cambiar el mundo, a hacer un mundo nuevo, partiendo del amor de Cristo y apoyados en su misericordia”.
Jóvenes cuya alegría, afirma Mons. Fernández, viene de “haber encontrado a Jesucristo, que da sentido a sus vidas” y que es promotora “de paz y de progreso”.
La Jornada de este año lleva como lema “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia” un lema que el Obispo de Córdoba considera “muy acorde con el Año de la misericordia proclamado por el Papa Francisco” ya que “si acogemos la misericordia de Dios en nuestros corazones, seremos capaces de ser misericordiosos con los demás”.
Esta JMJ se celebra en Cracovia, país natal de San Juan Pablo II, quien puso en marcha estas Jornadas Mundiales de la Juventud desde 1984.
“Su persona, su ejemplo, su intercesión ya como santo estarán especialmente presentes en esta Jornada de Cracovia. Y a él nos encomendamos y le pedimos interceda por los jóvenes de nuestro tiempo”, apunta el Obispo.
“Los jóvenes de todas las épocas necesitan referentes en sus vidas y necesitan encontrarse con los jóvenes de su misma generación para estímulo de su fe y de su compromiso”, asegura Mons. Fernández.
Subraya además que en estas Jornada muchos jóvenes “han sido tocados por Dios en su corazón para tomar decisiones que marquen su futuro”.
En ese sentido el Prelado recuerda que “de las Jornadas Mundiales de la Juventud anteriores han surgido vocaciones cristianas a todos los estados de vida”.
“Muchos matrimonios cristianos, consagrados en el seguimiento radical de Cristo para el servicio de los hermanos en servicio a los últimos y sacerdotes (¡y obispos!) han sentido la llamada de Dios en un encuentro de este tipo, a dejarlo todo para servir a los demás con el corazón de Cristo”, comenta.

Por eso el Obispo de Córdoba anima a acompañar “con nuestra oración y sacrificios esta Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia 2016, para que traiga muchos frutos a nuestra diócesis y a la Iglesia universal”.