lunes, 25 de julio de 2016

Ya llegó a Cracovia el papamóvil que usará Francisco en JMJ 2016


CRACOVIA, 25 Jul. 16 / 01:57 pm (ACI).- El papamóvil que el Papa Francisco usará en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ 2016), llegó el domingo 24 de julio a Cracovia (Polonia), un vehículo pequeño y de color blanco diseñado para que –a pedido del Pontífice–, pueda tener contacto con los jóvenes peregrinos.
El anuncio fue a dado a conocer en el sitio web oficial de la JMJ 2016. Se destacó que el vehículo fue “diseñado especialmente” para que los peregrinos puedan ver al Santo Padre durante sus recorridos.
En ese sentido, recordó que “aunque en el pasado los papamóviles fueron construidos para brindar una máxima seguridad, uno de los primeros pedidos del Papa fue que fuese diseñado de manera que pueda estar cercano a la multitud”.
“El deseo del Papa Francisco de estar cerca de la gente, incluso a costa de su seguridad, muestra su valiente dedicación de amor a todo el Cuerpo de Cristo”, destacaron los organizadores en el sitio web.
Controles de seguridad
Por su parte, los responsables de la seguridad indicaron que la policía polaca efectuará “inspecciones aleatorias a las personas y al equipaje en los lugares donde se llevarán a cabo los actos centrales y en donde habrá una gran cantidad de gente, como lo son las estaciones de trenes y buses, las vías principales y las rutas de transporte”.
“Estos controles se efectuarán utilizando aparatos portátiles de rayos X, detectores de metales y perros entrenados para detectar explosivos”, se explicó.
Además, junto a efectivos vestidos de civil, los policías observarán “el comportamiento de la gente” y elegirán quién debe ser inspeccionado. En ese sentido, pidieron la colaboración de los jóvenes para que informen “si hay equipaje abandonado o si el comportamiento de alguien es inusual”.
“De acuerdo con las regulaciones legales, la policía tiene el derecho a pedir los documentos de identidad de las personas para identificarlas, inspeccionar individuos e instalaciones y revisar el equipaje usando aparatos específicos, por ejemplo, para detectar de explosivos”, señalaron.
Este lunes la policía de Polonia detuvo a un ciudadano extranjero de 48 años –presumiblemente de nacionalidad iraquí–, acusado de poseer explosivos durante uno de los estrechos controles que se hacen cada día para garantizar la seguridad.
Según las autoridades, se tiene sospechas de que el detenido tenía intención de preparar un atentado durante la JMJ.
En ese sentido, se afirmó que no hay que temer, puesto que la ciudad se ha blindado para recibir al Papa Francisco y a los cientos de miles de peregrinos que le acompañarán hasta el próximo domingo 31.

En toda Polonia hay desplegados 20.000 policías.