viernes, 20 de mayo de 2016

Más de 30 quinceañeras cambian viaje a Disneyworld por ver al Papa Francisco

ASUNCIÓN, 19 May. 16 / 06:02 pm (ACI).- Las estudiantes del colegio Las Almenas de Asunción, en Paraguay, desistieron de viajar a Disneyworld para celebrar sus 15 años y emprendieron una visita a Roma para asistir al Jubileo de los Adolescentes con el Papa Francisco.
En Paraguay muchas familias regalan a las hijas un viaje especial cuando cumplen 15 años de edad. Estas adolescentes tenían la ilusión de visitar el parque de diversiones Disneyworld en Florida, Estados Unidos.
Sin embargo, una maestra se enteró por ACI Prensa de la celebración del Jubileo de los Adolescentes en Roma con ocasión del Año de la Misericordia.
“Vimos la oportunidad de cambiar el chip del viaje a Disney y quisimos darles la oportunidad de vivir de otra forma un viaje de 15 años para darles una nueva visión a ellas y sus familias. Consideramos que participar en un evento junto al Papa Francisco con jóvenes de todo el mundo sería formativo y recreativo”, explicó Ruth Cardozo, maestra tutora de las alumnas.
Las 35 alumnas estuvieron encantadas con la idea desde el primer momento. “Muchas les dijeron a sus mamás que era mejor tomarse una foto en Roma con el Vaticano detrás que con el castillo de Disney”, indicó la maestra.


Los padres de las estudiantes estuvieron de acuerdo con la propuesta.
Algunas alumnas fueron voluntarias durante el viaje del Papa Francisco a Paraguay en julio del año pasado y quisieron ver al Pontífice una vez más.
“Las chicas estaban encantadas y motivadas” de poder asistir al Jubileo de los Adolescentes junto al Pontífice.
El Jubileo de los Adolescentes se celebró en Roma del 23 al 25 de abril pasado. Más de 60 mil jóvenes participaron en confesiones, peregrinaciones y una Misa presidida por el Papa Francisco.
Judith Jaquet es una de las quinceañeras que tuvo la oportunidad de participar junto al Papa Francisco en el encuentro con los jóvenes en la Costanera durante su visita apostólica a Paraguay y viajó a Roma.
Gracias a esta experiencia, Judith asegura que creció “mucho espiritualmente. Aprovechamos de estar más cerca de Jesús y Dios. También me gustó recorrer el Vaticano para conocer al Papa y tener una Misa con él”.
También pudo cruzar la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro, uno de los momentos más emocionantes del viaje. “Te vas preparando espiritualmente y le vas pidiendo a Dios que te de la indulgencia plenaria. Te sientes libre, es como empezar de nuevo”, comentó..
Para Sofía Mendoza  uno de los momentos más impactantes fue cuando el Papa Francisco dijo en su homilía que la felicidad “no es un app que se descarga en el teléfono móvil”.
Fue la primera vez que vio al Santo Padre y para ella “fue hermoso, sentí una paz impresionante”.